Mi Sitio i+d+i

social media

El Social Media son los sitios en internet donde las personas se conectan libremente desde cualquier lugar del mundo y pueden compartir sobre diferentes temas ya sea de su vida o de sus intereses, por medio elementos multimedia como videos, fotos, imagenes.

Gracias al Social Media la comunicación se ha convertido en bidireccional, sin barreras o protocolos que impidan tener una  conversación. La manera como la comunicación es en el Social Media, es lo que la hace diferente de los otros medios de comunicación, ya que este es uno de los puntos principales de engagement, agregando valor al contenido publicado, ya sea personal o empresarial.

Esta parte será basada en la guía escrita por la agencia digital iCrossing, la cual es clara, y de la cual profundizaremos algunos temas nombrados que son importante conocer más a fondo como comunicadores digitales.

El social media se caracteriza por compartir parte o todas de las siguientes características:

Participación

El social media permite que las personas comenten, contribuyan y fomentes temas de los cuales hay objetivos e intereses en común y así estos puedan ser difundidos a millones de personas por Internet.

Franqueza

El Social Media al ser abierto a todo público, permite que la interacción que se produce sea sincera, animando a que las personas participen y hagan comentarios libres, retroalimentando la información que se esta generando.

Conversación

Esta es la característica más importante de todas, debido a que gracias al Social Media esta se ha convertido en bidireccional, sin barreras o protocolos que impidan tener una  conversación.

La manera como esta es en el Social Media, es lo que la hace diferente de como es en los otros medios de comunicación, ya que este es uno de los puntos principales de engagement en este medio agregando valor al contenido publicado, ya sea personal o empresarial; hace parte de las 4C del Social Media.

Comunidad

Las comunidades son grupos de personas que comparten intereses comunes en diversos temas como; política, arte, programas de televisión, etc; estas se forman rápidamente gracias a los medios sociales en línea y a la fácil y efectiva comunicación que estos brindan.

Conectividad

La conectividad es importante para difundirse por la red, los enlaces con otros sitios hace que la comunicación se nutra y haya mayor participación e interacción desde diferentes lugares, permitiendo el crecimientos de nuestra comunidad.

Dejame tu comentarios o inquietudes acerca de este post, si te gusto o si tal vez crees que existe otra característica? 🙂

Anuncios

Este término también definido por Alfons Cornella, da nombre al exceso de información a la que estamos expuestos hoy en día, la dificultad que es procesar dicha cantidad de información y el ineficiente análisis de un excesivo movimiento de información.

Estamos en la época del mundo digital el cual nos invade cada día con un gran volumen de  información, por este motivo, aunque sin darnos cuenta hemos tenido que aprender a priorizar el manejo que le damos a dicha información para hacer nuestras tareas de la forma más eficiente posible, todo esto gracias a la ayuda tecnológica con la que contamos en la actualidad  la cual nos ha venido permitiendo automatizar procesos no solo a nivel empresarial sino también a nivel personal.

con todo este flujo de información, nos enfrentamos a diferentes y variados aspectos culturales, sociológicos, etc; sobre cargandonos con más información de la que podemos manejar, puedo explicarlo con un ejemplo el cual es muy familiar para todos que es el de las redes sociales , pues por más que seamos unos completos internautas, no es fácil conocerlas por completo y conocer todas las que existen, pues hay que tener en cuenta que el entorno cultural influye mucho en varios de los aspectos de estas.

Finalmente, es importante saber que como profesional de la información nuestra labor es aportar sobre nuestra experiencia y nuestra especialización, brindando información con soluciones veraces y de valor para las personas receptoras de dicha información.

La infonomía es una disciplina hermosa que cualquier profesional independientemente del medio en el que se haya especializado puede hacer parte, sin embargo, para desenvolverse dentro de este campo es preciso tener en cuenta los siguientes puntos para su desarrollo teórico:

1) Economía del conocimiento: la competitividad de las naciones reside hoy en su capacidad para generar ideas, para convertirlas en innovaciones y para inventar nuevas industrias. Las infraestructuras (continentes de la información) se combinan con las infoestructuras (los contenidos) para multiplicarse mutuamente y generar valor, en las organizaciones y las naciones. La infonomía deberá aclarar si las reglas de la economía “tradicional” son aplicables a la “nueva” economía, o si es preciso modificarlas o mejorarlas.

2) La organización como sistema de información: una organización es un ecosistema informacional, un ente complejo en el que se combinan personas, máquinas, documentos, procesos y políticas. Es erróneo diseñar sistemas de información “para” una organización, porque una organización “es” un sistema de información. El futuro de las organizaciones pasa por descubrir formas de multiplicar el valor de las mentes de sus miembros mediante tecnologías que aumenten sus capacidades.

3) Las leyes de la información: no existe ciencia de la infonomía mientras no contemos con unos principios básicos, quizás derivados por inducción, que nos permitan deducir y predecir resultados. En el campo de la información hay muchas leyes, para-leyes, pseudo-leyes y simples mentiras. ¿Cuáles son las leyes fundamentales de la información? ¿Podemos derivar algunos teoremas fundamentales? ¿Cuáles son las líneas de investigación a desarrollar en el futuro?

4) La búsqueda de relevancia como energía informacional: la información sirve de poco si no es relevante para alguien, en determinado momento, en cierta situación. Tendremos que aprender qué hace que una información sea relevante, para un individuo o una organización (desarrollando mecanismos útiles de auditoria de la información). Los sistemas de búsqueda de información actuales son bastante primitivos. Hay que avanzar mucho en la construcción de sistemas de búsqueda que aprendan del usuario, que se vayan ajustando a sus necesidades. Que evolucionen con el aprendizaje del usuario.

5) El conocimiento como valor: tenemos demasiada información, poco conocimiento. Deberemos entender mejor en qué situaciones un individuo transforma la información a su alcance en conocimiento. Y deberemos aprender a valorar el conocimiento como activo, a incorporarlo en los balances de empresa. Y tendremos que revisar los métodos de evaluación de los sistemas educativos, que tienden a medir lo que no sabes, más que en valorar lo que sabes. Las empresas desarrollaran formas de aumentar su capital intelectual, maneras de agilizar su motor de generación de conocimiento.

6) El negocio de la comprensión: En una sociedad con exceso de información, el reto consiste en hacer más fácil su comprensión. Habrá poco tiempo para digerir los inputs, por lo que se invertirá más tiempo en la confección del estímulo informacional para que la gente invierta su tiempo en comprender, no sólo en acceder o leer. Esta es una sociedad en que rige la economía de la atención (el tiempo es escaso y los creadores de estímulos se pelearan por nuestra atención). Diseñar información de manera que sea más comprensible será fundamental. Para ello, tendremos que aprender más sobre cómo comprendemos (cognición, y sobre las distintas maneras de transmitir información de manera eficiente (el campo de la interacción hombre-máquina, o HCI). La visualización de información se convertirá en un campo crítico de la gestión de la información, estimulado tanto por los avances en tecnología (terminales de 3D, realidad virtual, etc), como por nuestra mayor comprensión sobre nuestra relación con las imágenes, sobre la forma en la que nuestro cerebro procesa y organiza información de manera espacial.

7) Internet como factor de transformación en los negocios: Internet es información. Internet permite repensar las organizaciones, tanto en sus formas de operar, como en sus maneras de relacionarse con el entorno (con agentes del mercado, con clientes, con partners, etc). La clave de los negocios en Internet bien puede estar en entender la relación digital entre quien vende y quien compra, relación informacional que es muy distinta de la que ocurre en el “mundo real”. El e-negocio es en realidad el i-negocio: la nueva economía es una economía de intangibles, y más concretamente, de gestión de la información.

8) Políticas de información: para que la nueva economía funcione, es preciso una base de infraestructuras, tecnológicas, legales, administrativas. Sin leyes pensadas para la era digital es muy difícil que avancemos hacia la sociedad de la información. Además, las administraciones públicas deben actuar de ejemplo, utilizando de manera eficiente las tecnologías, para mejorar su relación con los ciudadanos, así como los servicios que les prestan.

9) La formación del nuevo profesional de la información: No existe infonomía sin infonomistas. No existe como disciplina si no hay personas que quieren desarrollarla, no desde un punto de vista corporativista, sino de búsqueda de nuevos conocimientos. La definición de un programa de investigación en infonomía es el primer reto para la disciplina: en un campo tan nuevo como este, la investigación empieza por definir qué se debe investigar.

10) Teoría general de la información: Hay que organizar lo que sabemos sobre la información en un esqueleto coherente. Habrá que filtrar, ordenar, y encontrar alguna forma de relación entre los conocimientos actuales y futuros, de manera que se vislumbren los principios de una “teoría general de la información”, más allá de las porciones de la misma que hasta ahora han ideado los ingenieros, informáticos, economistas, estadistas, lingüistas, psicólogos, científicos del caos, y otros. La infonomía será, quizás, la primera disciplina en la que se podrá aplicar el principio de consenso (consilience) que ha propuesto Edward Wilson: sólo la conjunción de visiones de diversas disciplinas nos permitirá ver algo de luz en este campo. La infonomía como teoría general de la información contendrá, según lo que hoy sabemos, dos grandes partes: la microinfonomía, que tratará de la relación de los individuos y la información (con apartados como la cognición, las interfaces, la comunicación, etc), y la macroinfonomía, que versará sobre el uso de la información en las organizaciones y en el conjunto de la sociedad (con temas como teoría de la organización, teoría general de sistemas, sistemas de información, políticas de información, gestión de conocimiento, etc).

La infonomía es una disciplina emergente que trata de la relación de personas y organizaciones con la información. Su construcción requerirá la participación de distintas disciplinas. Y de personas que trabajen tanto desde una perspectiva académica como práctica.

Como amante de la comunicación que soy, siempre permanezco buscando la manera de que esta sea más clara y se pueda transmitir de manera dinámica; durante mi búsqueda encontré un tema el cual me parece muy interesante y del cual espero poder compartirles más, sin quitarle crédito a Alfons Cornella, quien es la persona que ha emprendido esta disciplina y una de las cuales admiro mucho.

Todos desde que nacemos empezamos a estar expuestos a los diferentes tipos de información que existen en el mundo, esto nos muestra que vivimos en una sociedad de información, y que siempre hemos tenido una relación estrecha con ella; y así, como diversas cosas en el mundo evoluciona y tiene un gran desarrollo, la información no se queda atrás,esta ha tenido una gran desarrollo en su procesamiento, y mas ahora con el avance tecnológico que es cada vez mayor y más rápido.

La infonomía parte de una iniciativa personal con sentido social y empresarial, con el fin de hacer una buena gestión a la explotación de la información a la cual cada día es más accesible gracias a la web 2.0,surge de alguien que como cualquiera de nosotros simplemente quiso gestionar la información de una manera inteligente, transformándola de tal manera que sea clara para quien va a ser transmitida aprovechando los recursos existente de manera innovadora.

Infonomía es la gestión inteligente de la información. De la misma forma que la economía persigue la comprensión de cómo se pueden gestionar mejor los bienes (eco-nomía = administración de los bienes), la Infonomía pretende dar a individuos y organizaciones ideas y métodos para el mejor uso de la información (Infonomía = gestión de la información). La Infonomía es una disciplina en crecimiento. Quizás todavía nadie se llama a sí mismo “infonomista”, pero hay miles, millones de personas que dedican muchas horas de su jornada justamente a eso, a explotar inteligentemente la información que pasa por sus manos (mejor: por sus cerebros).

Esta no es la era de Internet. Es la era de la gestión inteligente de la información. Internet es un mero instrumento, muy atractivo por cuanto aporta una forma novedosa, simple, sugerente, seductora, de presentar información. Pero el éxito de una estrategia Internet reside, precisamente, en cómo permite hacer mejor uso de la información que permite un trabajo más eficaz, la superación de bolsas de ineficiencia, la generación de nuevos modelos de negocio y nuevas formas interactivas de relación entre las personas.